Acción de Cancelación Marcaria por no uso

Para explicar el tema de la acción de cancelación marcaria por no uso, es importante señalar que el titular de una marca cuenta con un periodo de gracia de tres años contados a partir de la notificación de la resolución que agota la vía administrativa, para empezar a usar la marca en cualquier país miembro de la Comunidad Andina (Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia). Después de vencido dicho término la marca podría ser vulnerable a una acción de cancelación por no uso, interpuesta por cualquier tercero interesado.



Ahora bien, está acción de cancelación por no uso se puede interponer: 1) con el fin de defender una marca en un proceso de oposición; 2) para intentar remover el obstáculo citado de oficio por la Superintendencia de Industria y Comercio; o 3) para remover un obstáculo, presentando al tiempo una solicitud de registro de marca igual o similar.



Una vez presentada y notificada la cancelación, el titular de la marca, su licenciatario o cualquier persona autorizada, puede presentar pruebas de uso de la marca en cualquier país miembro de la Comunidad Andina, durante los tres años precedentes a la presentación de la acción.



En este sentido, es importante señalar que el uso debe ser real y efectivo, en la cantidad que corresponde a la naturaleza de los productos o servicios. Las pruebas principales para demostrar el uso de una marca en orden de importancia (de manera enunciativa y no taxativa), son las siguientes:



1. Facturas de venta de los productos o servicios identificados con la marca en la cantidad que corresponde a la naturaleza de los mismos. Ejemplo: Si se trata de un producto de uso masivo, se requiere demostrar un número considerable de ventas; pero si se trata de un producto quirúrgico (por ejemplo), que se vende a unos cuantos médicos para el desarrollo de una cirugía compleja, el número de ventas puede ser menor.

2. Material publicitario: brochures, páginas web, publicidad en televisión, revistas, entre otros.

3. Copia de contratos de suministro, distribución y documentos de envío, entre otros.



La Superintendencia de Industria y Comercio, podrá cancelar totalmente la marca, si no se presentan pruebas de uso o si estás no son satisfactorias; o podrá cancelar parcialmente la marca para los productos respecto de los cuales se encuentra efectivamente en uso, limitando la cobertura de los productos o servicios en el registro.



Finalmente, la persona que obtenga una resolución favorable de cancelación total, tendrá derecho preferente al registro, el cual se podrá invocar a partir de la presentación de la acción de cancelación y hasta dentro de los tres meses siguientes a la fecha en que la resolución de cancelación quede en firme.

















10 vistas